notas

La vigencia del Sandinismo

Pinterest LinkedIn Tumblr

4 de Mayo. Semana 01.

Danilo Lechado, Joaquín Vargas Zamora y Juan Carlos Ortega Murillo, conversamos esta semana sobre el futuro del Sandinismo, la viabilidad de la lucha armada, la Globalización, el Tercerismo y la visión que tenemos de nuestra misión de vida en el contexto político-económico-social de Nicaragua.

¿Dónde vemos al Sandinismo en 10 años?

Danilo:
En el mismo lugar que lo miro dentro de 100 años: encarnando la lucha Antiimperialista del pueblo nicaragüense y de los pueblos de América Latina y el Caribe.
Aunque la manera de dar la batalla contra el Imperialismo se define por el contexto, el objetivo invariable sigue siendo alcanzar la plena Soberanía política, económica y territorial.
Habiendo dicho lo anterior, sí creo que el Sandinismo podría alcanzar mayor protagonismo a nivel latinoamericano y caribeño en la Batalla de las Ideas que nos planteaba Fidel.
El Sandinismo tiene una larga historia de lucha desde distintos frentes y esa experiencia es un aporte valioso a todos los movimientos y partidos revolucionarios del continente.

Joaquín:
En 10 años, veo al Sandinismo donde ha estado desde su concepción; a la vanguardia de la lucha por la Soberanía y la autodeterminación de Nicaragua, a la vanguardia de la lucha por la igualdad social y, por encima de todo, como referencia a nivel mundial de un modelo Socialista democrático y económicamente consciente, funcional y sostenible.

Juan Carlos:
Creo que no es sano jugar al adivino. Los adivinos se encargan de satisfacer deseos. La Realidad demanda de acciones estudiadas, pensadas, analizadas, concretas, que respondan correctamente al contexto que nuestro pueblo y país vive.
Lo mejor que nosotros podemos hacer es ir midiendo cada momento que vamos viviendo, conscientes del poderío que tiene ese gran enemigo que enfrentamos, y que logra llevar a cabo su juego dentro de nuestro territorio, gracias al papel servil de estos VendePatria, Peleles, Embusteros, que trabajan, día a día, para entorpecer los grandes logros y avances que el Sandinismo cosecha para el país, desde el Gobierno.
Pero sabemos que no todos nuestros adversarios piensan igual. A gran parte de ellos los tienen amenazados los Halcones del Norte y la carroña europea, que se ha encargado de seguirle el juego a la Casa Blanca, al pie de la letra. ¿Amenazados con qué? Ellos bien lo saben. Y es así, que a pesar de reconocer en el Sandinismo al movimiento organizado mejor capacitado para llevar adelante a este país, se entregan de lleno a los dictámenes de Washington.

¿Es viable renunciar a la lucha armada?

Juan Carlos:
Nunca. El Sandinismo nunca ha puesto sobre la mesa la posibilidad de renunciar a la lucha armada. Es el legítimo recurso del pueblo para organizarse en su propia defensa.
Nicaragua nunca ha agredido país alguno. Recordemos que el ejército de Sandino se llamaba Ejército Defensor de la Soberanía Nacional. Y sobre esos mismos principios de defensa de la Soberanía Nacional, de Patria Libre y Soberana, del Derecho Universal a la Autodeterminación de los Pueblos, es que nuestro Ejército de Nicaragua y la misma Policía Nacional se han formado. Y al lado de ellos, cientos de miles de Sandinistas disciplinados, dispuestos, todos nosotros, a dar la vida en la Defensa de la Patria; en la lucha por la Patria Libre.

Danilo:
El Frente Sandinista nunca ha renunciado a la lucha armada. Incluso, con la derrota electoral de 1990, la que entregó las armas fue la contrarrevolución y no el entonces Ejército Popular Sandinista. La lucha armada no es más que el derecho de los pueblos a insurreccionarse frente a la opresión.
El Comandante Daniel, a raíz del golpe de Estado en Bolivia contra el presidente Evo Morales, reiteró que en América Latina se ha apostado por la vía electoral, pero que si el Imperialismo sigue intentando cerrar estos espacios, entonces, y cito: “los pueblos se sentirán con todo el derecho, la obligación, de buscar las armas para tomar el poder por la vía revolucionaria”.

Joaquín:
Marx decía que bajo ningún pretexto podían, una vez sublevados los obreros, abandonar las armas, pues si lo hacían, perdían todo el poder que habían adquirido para negociar tanto con el Estado como con la empresa privada.
Lo mismo es cierto en Nicaragua, si algo hemos aprendido, es que los que están en contra de la igualdad social y económica, los que están en contra del orden constitucional, los que no votan, los que montan tranques… no van a dudar en matarnos… y tal vez nosotros no seamos asesinos para cazarlos… pero no somos pendejos para dejarnos matar.

¿Qué es la Globalización?

Joaquín:
La Globalización, sea Capitalista, Socialista o Comunista, es el concepto de que a nivel mundial exista solo una cultura, un lenguaje, una economía, descentralizada en producción, pero súper concentrada en beneficio económico. La Globalización es el medio por el cual los banqueros del mundo pretenden consumir y estandarizar todos los intercambios monetarios, culturales, bélicos y sociales del mundo… ahorita simplemente estamos viviendo el “Rifi Rafa”, por ende privándonos de la oportunidad de competir.

Juan Carlos:
La Globalización es un mal que se hizo necesario.
Sus propagandistas se encargaron de vendernos la idea de la Globalización con enorme romanticismo, sobre las grandes transformaciones que el acercarnos territorialmente, comercialmente, comunicacionalmente, culturalmente, socialmente, e incluso emocionalmente -podríamos agregar-, iban a traer para mejorar nuestro mundo.
Pero los movimientos revolucionarios alrededor del mundo, sabíamos que no era cierto.
La Globalización es la expansión dominante del Capitalismo, del Mercado Capitalista, pero, hasta cierto punto, de una manera desorganizada, que le llevó a afectar sus propios intereses. Y por eso se da el fenómeno chino.
¡A Estados Unidos la Globalización se le salió de las manos! Y China se convirtió, gracias -en gran medida- a la Globalización, en una amenaza real, comercialmente hablando, en contra de Estados Unidos.
Aún así, la Globalización sigue siendo el arma del Capitalismo. Quizá solamente los Generales irán cambiando de bando, pero Capitalismo será la bandera que lleven al frente de batalla.
Al final, este es el Modelo que rige el Mercado Global. Y no nos queda más remedio que seguir trabajando sobre el mismo. Imposible aislarse. Estamos claros.
Pero el Frente Sandinista, desde el Gobierno, ha demostrado que tiene sobrada capacidad para moverse en las turbulentas aguas de la Globalización Capitalista, generando grandes beneficios sociales, garantizando justicia social y empoderando económicamente a las grandes mayorías nicaragüenses, históricamente empobrecidas por el Capitalismo criollo y global.
Y sí, reitero, Globalización, actualmente, se trata de un mal necesario. Pero si este sistema es bien manejado, en un marco de respeto entre las diferentes naciones, en un marco de respeto entre las diferentes ideologías que existen en el mundo, en un marco de respeto entre los diferentes sistemas democráticos y económicos que cada país elige para dar forma a su propio sistema de gobierno… si se diera ese marco de respeto, la Globalización podría fortalecer el Multilateralismo y acercarnos a un mundo un poco más justo para todos los pueblos.

Danilo:
La Globalización nace con la caída de la URSS, cuando el Capitalismo, embriagado de lo que cree es su victoria definitiva, intenta imponer el Neoliberalismo en todo el mundo. Quien no estuviera bajo ese paraguas, estaba “aislado”.
Pero el Capitalismo está lleno de contradicciones. Y bastó poco tiempo para que surgieran detractores desde su mismo seno. La ultraderecha mundial creo que es hoy por hoy la más vociferante contra la “Globalización China”, a como mencionaba Juan Carlos, y por eso apuesta por la guerra en donde logra colocar sus garras.
En el caso de la lucha revolucionaria, nos toca ir tanteando el terreno para encontrar las oportunidades para elevar nuestra agenda: Multilateralismo, Soberanía y condiciones para alcanzar la igualdad económica y social.

¿Qué es el Tercerismo?

Danilo:
El Tercerismo es el precursor inmediato del Danielismo. Su gran objetivo es alcanzar la unidad de Nicaragua bajo principios revolucionarios.
El propio General Sandino intentó unificar al país luego de la expulsión de los marines gringos, pero fue traicionado por Somoza.
En la lucha insurreccional contra la dictadura, el Tercerismo surge como una corriente que busca crear alianzas para expulsar al somocismo desde la insurrección popular y lo logra con el triunfo de la Revolución Popular Sandinista de 1979 (sin olvidar que el mayor sacrificio lo hicieron los guerrilleros).
A partir de 1990, el Tercerismo se convierte en Danielismo, porque precisamente es el Comandante Daniel Ortega, entonces líder de la oposición a los gobiernos neoliberales, quien apunta a buscar coincidencias con otros sectores, sin renunciar a los principios del FSLN.
Una vez alcanzado el objetivo de retomar el gobierno por la vía electoral, en 2006, el FSLN se plantea crear una gran alianza para sacar a Nicaragua de la pobreza. De ahí surge el Modelo de Alianzas, Diálogo y Consenso, integrado por Gobierno Sandinista, Trabajadores y empresarios privados.
Desgraciadamente, vino de nuevo la traición y los grandes empresarios deciden salirse de ese modelo y participar del fracasado golpe contra el Sandinismo.
Al día de hoy, el FSLN sigue luchando por esa Gran Unidad de Nicaragua, construyendo consensos desde las mismas comunidades.
No tengo ninguna duda de que en 2021 veremos al pueblo insurreccionarse con los votos en contra del golpismo y a favor de Daniel, la Soberanía y Unidad de Nicaragua.

Juan Carlos:
Tercerismo es saber negociar basado en principios de Tolerancia, Capacidad de Entendimiento… pero sabiendo reconocer con quién se está negociando; si es con aquellos que realmente deseamos la unidad para el crecimiento y bienestar de nuestro país, o con aquéllos que son movidos por intereses meramente personales y VendePatria.
Sandino, después de derrotar a las tropas invasoras Yankee, trabajó en esa ruta, pero cometió el error de cálculo de no identificar en el General de la Guardia Nacional, Anastasio Somoza García, al Marine que Estados Unidos estaba dejando a cargo del territorio nicaragüense tras su derrota ante el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional.
De ahí la traición de Somoza y el trágico asesinato de Nuestro General Sandino.
Pero el Tercerismo, como principio político y base de los grandes triunfos sandinistas, sigue estando vigente.
Solamente, nunca olvidar, tenemos que saber reconocer con quiénes estamos negociando.

Joaquín:
Para mi el Tercerismo es la culminación de años de desarrollo de los Movimientos Socialistas y Comunistas.
Nicaragua fue donde surgió. Y el modelo de alianza y trabajo del Danielismo (Ortega-Murillismo) es su mayor exponente.
Se trata de entender las necesidades del pueblo más allá del panfleto. Es enfrentar al enemigo en sus términos y derrotarlo en su territorio. Ganarle en su juego. Es tener nuestra propia empresa privada, nuestros propios bancos, nuestros propios medios de producción, para competir y ganarle a las empresas privadas de oposición, manteniendo siempre la conciencia social y nuestros ideales Sandinistas.

¿Cuál es tu Misión?

Joaquín:
Estamos aquí para hacer valer, de manera ciudadana, nuestros derechos constitucionales a nuestra cultura, nuestras familias y su defensa.

Danilo:
Defender la bandera rojinegra del Frente Sandinista, como la mayor expresión de Amor y Compromiso por la Patria Nicaragüense y la Gran Patria NuestroAmericana.

Juan Carlos:
Teniendo como nuestro mayor principio el Amor a la Patria Libre y Soberana, actuamos cuando debemos hacerlo… Y actuaremos de la manera en que debamos hacerlo.

Author

Write A Comment